Twitter response:

Consejos para aprender a dormir

¿Dormirán bien nuestros hijos/as? Esa es una de las grandes preocupaciones que tenemos como padres y sobre todo cuando le preceden conductas que son complicadas de manejar, como que nuestros hijos se duermen muy tarde o se despiertan mucho durante la noche. Para ello, es importante estimular a los niños a que aprendan a dormir por sí mismos, ya que de esa manera, por ejemplo, un niño que se despierta durante la noche (proceso muy normal) podrá volverse a dormir con mayor facilidad.

CONSEJOS PARA QUE NUESTROS CHIQUITINES APRENDAN A DORMIR

  • Dormir es salud, necesario y positivo: Debemos transmitir que el dormir es algo positivo y necesario, ya que es importante que los niños establezcan asociaciones positivas hacia el sueño.
  • Rutina diaria: Es importante inculcar una rutina diaria de sueño y que los niños lleguen tranquilos a la noche.
  • Ambiente relajado antes de acostarse: Evitar los momentos de agitación justo antes de acostarse, no realizar juegos o acciones que puedan incitar al niño a querer mantenerse despierto. Es el mejor momento para contarles un cuento.
  • Establecimiento de horarios fijos: Es muy importante no volver locos a los niños, siendo más que necesario llevar a cabo una rutina más o menos fija y estable, en cuanto a horarios de comida y sueño para que tanto los niños como su propio cuerpo se acostumbre.
  • Actividad física: El ejercicio físico es el mejor facilitador del sueño, cuanto más jueguen y se muevan durante el día, más descansarán y mejor dormirán por la noche.
  • Buen clima y ambiente para dormir: Se debe crear un ambiente tranquilo y acogedor (temperatura agradable), es muy recomendable que duerman con la luz apagada y su habitación o lugar donde duerma, se encuentre ordenada, bien ventilada, sea un espacio cómodo y no tenga ningún juguete o adorno cercano que pueda alterar e inquietar al niño.
  • Cariño y proximidad: Nuestros hijos son la luz que dan brillo a nuestros ojos y felicidad a nuestro corazón. Los niños deben sentir lo mismo, necesitan confianza, SENTIRSE SEGUROS, sentir que pase lo que pase siempre estaremos a su lado, para ello no hay nada mejor que darle cariño y muchos mimos.
  • Ayuda para dormir: A partir de los dos años aparecen los primeros miedos, algunos niños sienten temor a dormirse, para lo cual es de gran ayuda que duerman con algún objeto familiar (peluche, un muñeco/a,…), que les acompañe y transmita seguridad. Los objetos familiares tiene un gran valor afectivo para los niños (son sus amigos del sueño), y eso tampoco significa que no estén adquiriendo o no tengan adquirida la autonomía suficiente como para dormir solos. A medida que vayan creciendo poco a poco se irán desprendiendo de sus “amigos del sueño”, decisión que debe ser única y exclusiva del niño, son ellos los que de manera natural van a decidir cuando están preparados para dejar de dormir con sus “queridos amigos”.

A todos los niños les gusta recibir caricias, escuchar palabras bonitas, una canción,…

¡El momento de dormir debe ser un momento muy especial para cada niño!

 

 

Deja un comentario