Twitter response:

Recomendaciones de alimentación saludable en niños.

Como bien sabemos la niñez es la etapa de la vida más importante, produciéndose cambios de forma continua y constante, donde la alimentación infantil ocupa un lugar primordial en el crecimiento y desarrollo del niño tanto a nivel físico, intelectual y mental.

Mantener una alimentación equilibrada y saludable desde la infancia es fundamental para el mejor crecimiento de los niños y la prevención de posibles enfermedades y  problemas de salud (obesidad infantil).

Debemos tener en cuenta que alimentación y nutrición no pueden considerarse como sinónimos, ya que una persona puede estar sobrealimentada, y sin embargo, estar mal nutrida.

Por todo ello, cobra una especial importancia ofrecer e inculcar al niño/a una alimentación lo más equilibrada y variada posible (comer de todo y en cantidades razonables), que contenga todos los nutrientes necesarios para el correcto funcionamiento del organismo y pueda afrontar con energía las actividades diarias.

RECOMENDACIONES PARA UNA ALIMENTACIÓN INFANTIL SALUDABLE

1.- Comer de todo: Todo tipo de alimentos: carnes, pescado, verduras, frutas, legumbres, huevos, lácteos,…aportando los nutrientes necesarios para su organismo.

2.- Alimentación variada: Es importante ir acostumbrando a los niños desde edades tempranas a probar distintos alimentos y sabores.

3.- Dieta mediterránea: Preferencia del pescado sobre la carne roja, importancia de los hidratos de carbono (pan, arroz, pasta, legumbres, patatas y cereales).  Y abundancia de verduras y hortalizas a diario.

4.- Cinco comidas al día: Las tres principales (desayuno, comida y cena), con una distancia aproximada de cuatro horas entre ellas. También es importante una pequeña merienda de media mañana (yogur o pieza de fruta) y una merienda de tarde (bocadillo).

5.- Frutas y lácteos a diario: Las frutas deben ser el postre ideal, nos aportan vitaminas, minerales y la fibra necesaria. Mínimo tres piezas de fruta al día (una a media mañana, otra después de comer y otra después de cenar). La leche y sus derivados lácteos aportan el calcio que los huesos necesitan para crecer sanos y fuertes (mínimo un vaso de leche y un derivado lácteo a diario: yogur y un trocito de queso).

6.-  Agua para beber: Imprescindible y vital para nuestro organismo. Debe ser la bebida de referencia en las comidas y durante el día. No abusar de refrescos, batidos y zumos.

7.- Cocina casera y sana: La forma de cocinar los alimentos también cuenta (cocinar con aceite de oliva, evitar la sal y preferiblemente a la plancha, al horno y cocción).  Los fritos de manera ocasional y evitar las grasas saturadas. Conviene que la preparación sea sencilla y no muy condimentada.

 

Deja un comentario